Nuestra Madre a través de un mensaje del 7 de Noviembre de 2006, nos ha manifestado Su voluntad de que se construya en la plaza de las apariciones, un lugar especial de devoción, un monumento que cuente con la imágen de nuestro Señor Jesús, Su propia imagen y una Cruz, todo distribuido en una zona determinada de la plaza que coincide con el lugar de sus primeras apariciones en la plaza.

Ahora, ¿que significa para nosotros un pedido de este tipo? Sencillamente nuestro Señor Jesucristo tiene planes para este lugar y es por eso que nos encomienda esta no tan fácil tarea.

En mas de una oportunidad, hemos escuchado en la plaza los comentarios de la gente de que “¡en este lugar hay que levantar una Iglesia!”. Sin dudas que nuestra Santísima Madre y nuestro Señor Jesus se merecen eso y mucho mas, pero Ellos han sido concretos en su pedido para ese lugar y a su vez humildes, ya que esta obra, si bien implica un esfuerzo importante no se compara en lo mas mínimo a la construcción de una Iglesia o Capilla.

Este pedido nos trae a la mente aquel mensaje donde María nos decía sobre Su placita “deseo que vengan a este lugar en peregrinación”, un deseo que poco a poco se va tornando en realidad y a su vez no podemos dejar de pensar en como Ella misma ha bautizado la plaza bendecida por Su presencia: “Lugar de encuentro con Dios”.

Es evidente que Jesús y María tienen grandes planes para este lugar tan particular en la Ciudad de Lanús.

Por eso, es que apelamos a vuestras oraciones desde ya, e ideas que puedan contribuir a cumplir el pedido de María para este Santo lugar.

7 de Noviembre de 2006, a las 19:00hs.
(La Virgen)

“Hijos queridos, hijitos, os agradezco que estéis aquí respondiendo a Mi llamado en el anterior mensaje, estoy aquí para daros Mi bendición Maternal y para pediros que oréis mucho, mucho hijos. Estos son días de decisión y acción y vengo a indicaros el verdadero camino.
Deseo que en el centro de este lugar al que llamo “Lugar de Encuentro con Dios” se eleve un lugar especial de esta forma: En un lugar cercado colocaréis una Cruz de madera de 2 metros de alto al frente, un poco más atrás y a su derecha, a una altura de 1.50m., una imagen Mía de 1.30 y por último un poco más atrás y a Mi izquierda a 2m. de altura, una imagen de mi hijo de 1.30.
En este lugar prometo concederos grandes gracias ya que Dios lo bendecirá. ¡Hijos, pensad, este lugar está bendecido!
Queridos, confesad vuestros pecados, id a la Misa, orad el Rosario todos los días, volved a la Iglesia, orad por mis hijos predilectos, los sacerdotes, orad por la paz del mundo.
¡Dios derrama grandes gracias aquí!
Hijitos, yo estaré de forma especial los días Miércoles y Viernes después de las 5 de la tarde para orar.
Venid a orar a este lugar de encuentro con Dios.
Pequeños corazones, os espero el próximo 7 de Noviembre para orar juntos a Dios en la misma hora!
Os amo pequeños! Amén, amén”.